¿Qué hay detrás del “Ranking de supermercados según su huella plástica”?

De abril a diciembre del año que hemos dejado atrás, la actividad lobbyistica no se ha paralizado. A lo largo y ancho del planeta, miles de representantes de diversos intereses se han reunido con políticos y empresarios con el fin de conseguir sus metas y objetivos a través de la información y concienciación sobre su visión.

Durante este período, la labor llevada a cabo por Greenpeace España ha sido la de hablar con dos de los sujetos que controlan el retail de lo que nos llevamos a la boca: hablamos de la patronal de hipermercados ANGED Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución  y ACES Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados. El “estudio” puede verse en este enlace.

El estudio que recogen es un comparativo de mayor a menor “concienciación” ambiental del supermercado / hipermercado en cuestión, valorándose por una decena variables, que son:

(1) Plan para eliminar plásticos de un solo uso (2025) ; (2) Fomenta los envases reutilizables ; (3) No fomenta las falsas soluciones ; (4) Fruta y verdura a granel ; (5) Fomenta la venta a granel en otros productos; (6) Elimina bolsas de un solo uso ; (7) Elimina otros plásticos de un solo uso (no envases) ; (8) Transparente sobre su huella plástica ; (9) Trabaja con proveedores para eliminar plásticos ; (10) Fomenta envases 100% reciclables

Basta decir que las variables (1) y (2) del estudio son las más sonadas. En el Espacio Económico que nos encontramos, donde los eurócratas de Bruselas han decidido que ni podemos beber en vasos de plástico desechable ni irnos a comer al campo con cubiertos de plástico, parece lógico que las empresas adapten su ciclo de explotación para evitar multas y sanciones. Al más puro estilo de plan quinquenal soviético, la actividad comercial se prepara para servir a los objetivos de los políticos verdes por fuera – rojos por dentro, y no al fin primordial de su actividad, que es la obtención de beneficios mediante la reducción de costes asociada al menor consumo de derivados petroquímicos, por norma general más costosos de fabricar y reciclar que la celulosa.

Sin embargo, ¿qué son (3) falsas soluciones? El estudio no arroja ningún eco al respecto. En mi humilde opinión, nos encontramos ante la inclusión de una variable cualitativa y no cuantitativa, algo que en cualquier Universidad o Centro de investigación decente echarían para atrás por inconciso y falsario. ¿Qué es (8) ser transparente sobre su “huella plástica? ¿Y (9) trabajar con proveedores para reducir eliminar plásticos? ¿Acaso reflejan las cuentas anuales del grupo la actividad de los proveedores? En definitiva, un bulo que además se alimenta con la no inclusión en el estudio de las ponderaciones utilizadas en cada una de las variables.

Creo que todos en alguna ocasión hemos estado en todos estos establecimientos y conocemos de cada una de sus particularidades: unos son hipermercados, otros grandes almacenes, otros supermercados de descuento duro y otro el rey del retail de alimentación y productos de primera necesidad. A su vez, no nos dicen si hablamos del establecimiento en cuestión o bien de grupo de establecimientos (e.g. El Corte Inglés está subdividida en Corte Inglés, Hipercor, Supercor, Bricor, Viajes el Corte Inglés, etc) a diferencia de Lidl, sólo compuesta por Lidl Stiftung GmbH.

Las diferencias aritméticas entre la propuesta de Greenpeace y la eliminación de columnas que propongo son:

Cada una de esas particularidades tiene su origen en servir mejor a las necesidades de su público objetivo, no en matar bebés tortuga en el Atlántico porque se tragan las bolsas de plástico. Es el consumidor final el que recicla o no la bolsa de plástico, no el supermercado en cuestión.

Aún considerando que el estudio fuera meramente objetivo eliminando las citadas variables [(3) por sectaria, (8) por irrelevante al obtener cinco de las ocho estudiadas una calificación de 0, y (9) por existir sinergias entre los proveedores -e.g. tomate frito Orlando se vende en todos los encuestados, si Eroski decide trabajar con Orlando para reducir el plástico, dada una capacidad finita, Aldi sólo podrá trabajar con Orlando 100% menos el % con el que Orlando trabaje para reducir plásticos con Eroski, ad sequentia] los resultados que arrojarían aritméticamente serían los siguientes: Eroski (44.6 puntos); Lidl (39.5 puntos); empatados Mercadona y Carrefour (36.5 puntos) ; Aldi (36.4 puntos); Dia (34.5 puntos); Alcampo (28.4 puntos); El Corte Inglés (27.4 puntos).

from https://granitegrok.com/blog/2017/03/greenpeace-says-cant-sue-us-accusations-arent-true
from https://granitegrok.com/blog/2017/03/greenpeace-says-cant-sue-us-accusations-arent-true

En definitiva, estamos ante una megacampaña de marketing para que personas de escaso cociente intelectual inhábiles para sumar y leer cambien de supermercado a Eroski, a expensas de la mayoría silenciosa a la que se nos arrebata nuestro derecho a decidir qué consumir y a qué precio. Simplemente porque la fatal arrogancia del ecologista medio ha conseguido que el arroz integral (que es menos procesado, por tanto con menor valor empresarial añadido) cueste más en la cesta de la compra que el arroz blanco; o que millones de niños en África mueran de hambre porque a Greenpeace se le ha terciado presionar para prohibir la comercialización de arroz dorado genéticamente modificado, más sencillo de cultivar y con más nutrientes que el arroz al uso.

Pueden conocer más sobre las mentiras de Greenpeace y sus técnicas de mercadeo en el Estudio “Análisis de Modelo de Negocio y Filosofía de Greenpeace” de los Doctores Michael y Ronan Connolly, Willie Soon, Patrick Moore e Imelda Connolly del Instituto Heartland.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *